Fushimi Inari: Los 10 000 puentes que te llevarán al paraíso

Quienes visitan Kyoto suelen ser sorprendidos usualmente por la cantidad tan amplia de templos que hay, pues la ciudad está plagada de ellos. Algunos (aunque fascinantes y llenos de historia) son verdaderamente pequeños, por lo que basta una mirada rápida para conocerlos absolutamente, aunque hace falta un poco más de esfuerzo para adentrarse en el misterio de su historia. Sin embargo, incluso los habitantes de esta fantástica y maravillosa ciudad son capturados por la belleza de los arcos incontables que alberga el sendero al primer templo shintoista sagrado de la punta de la montaña en Fujimi Inari Shrine (伏見稲荷大社), mismo que está dedicado al espíritu de la fertilidad y el éxito: “Inari”.

Deidad de la fertilidad y el éxito 稲荷(Inari), que suele ser representado por un zorro normalmente blanco que destella pureza.

Ya la entrada a este fantástico y espiritual recinto es una muestra de arquitectura digna de respeto y admiración. Se puede ver desde el inicio un gran arco Torii(鳥居)que nos recibe y nos invita a la experiencia introspectiva más amena que se pueda probar en la región. Este arco es una insignia de la historia tan significativa que tiene, pues lleva erguido ahí desde el año 711 d.C, tiempo en se estableció en Kyoto para honorar al espíritu del éxito, siendo entonces dicha ciudad la capital comercial de Japón.

Entrada principal al sendero de Torii que llevan a la cima de la montaña.

El recorrido suele durar al rededor de una hora, en la que el turista aventurado se podrá detener eventualmente en comercios dispuestos en estaciones de descanso para conversar con los lugareños y disfrutar de un maravilloso té con galletas frescas, mientras se goza del aroma de la bruma emanada por los ríos que descienden la montaña y de la magnífica vista que la altura brinda sobre la ciudad de Kyoto.

Una de las tantas tiendas que en el recorrido se pueden visitar, siendo su propósito atender a los viajeros para brindarles paz y armonía. En ocasiones se ofrece incluso servicio gratis de estancia para meditación en sus instalaciones, lo que lo hace un momento perfecto para descansar y meditar en la mitad de una de las ciudades más desarrolladas de Japón: Kyoto.

Tanto en el ascenso como en el descenso, se pueden apreciar escrituras en cada uno de los incontables arcos. Dichas letras están ahí para expresar el perdón que pide una familia al patrocinar un arco de estos por las culpas de sus integrantes, por lo que cada uno de los arcos es una plegaria expresada a la deidad Inari.

Nombres de las familias quienes han donado los arcos Torii en Fushimi Inari, así como las fechas en que se colocaron allí.

Si uno se siente responsable de dejar una parte de sí en este recinto de importancia cósmica, basta con adquirir un “Omikuji”, que es una réplica a escala de estos majestuosos arcos. En dicha representación de los reales, se puede escribir el nombre de quien lo deja, así como una pequeña plegaria o mensaje que quedará allí por siempre.

Arcos adquiribles para el público en general desde 2500 hasta 10 000 yenes, con una equivalencia aproximada a los 25 a 100 dólares desde el más pequeño al más grande respectivamente

Por ahora, nos despedimos con una foto del mágico recorrido que podrás hacer al unirte a la expedición del Summer Visit Japan 2016, siendo éste uno de los destinos turísticos que se incluyen en el programa. No te pierdas la oportunidad de conocer este y muchos más templos que reflejan la maravillosa historia de Japón!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s